Saltar al contenido

Cómo instalar un timbre inalámbrico

Antes de explicarte como se instala un timbre inalámbrico debemos hacer algunas aclaratorias.

En primer lugar, existen 2 tipos de estos útiles aparatos:

  • Timbres inalámbricos por radiofrecuencia: Se componen de dos dispositivos. Un pulsador (o botón de activación) que emite una señal codificada a uno o varios receptores, que a su vez fungen como emisores de sonido, es decir, cumplen la misma función que los viejos timbres mecánicos, pero sin la necesidad de incómodos cableados y de manera digital.

Por lo general, el pulsador se coloca cerca del marco de una puerta; pero también puede usarse como sistema de alerta en el interior de hospitales, restaurantes, farmacias, oficinas y hasta en las habitaciones de niños, ancianos o pacientes a fin de brindarles mayor seguridad.

Con frecuencia el pulsador se alimenta de baterías, mientras que el receptor se enchufa a la red eléctrica. Sin embargo existen una gran variedad de modelos con distintas combinaciones de alimentación.

Además de una gran variedad de tonos con sistema de volumen variable, incluyen luces LED para emitir advertencias visuales, lo que es muy conveniente en lugares de alta contaminación sónica o para usuarios con deficiencias auditivas.

  • Timbres inalámbricos con conectividad Wi-Fi: Estos equipos también son llamados timbres inteligentes o videotimbres. Al igual que los de radiofrecuencia tienen un pulsador o emisor externo que emite una señal de advertencia cuando es activado por algún visitante; pero además de ello, son capaces de captar audio y sonido sirviendo como intercomunicadores entre el visitante y el dueño de casa.

Para ello cuentan con aplicaciones compatibles con dispositivos móviles inteligentes (Smartphones, tablets, ordenadores, etc.) que cumplirán la función de receptores, recibiendo la información mediante conexiones Wi-Fi.

También hay modelos que disponen de sistema de detección de movimiento y de iluminación infrarroja para captar imágenes nocturnas y emitir alarmas en caso de detectar presencias inusuales en determinados espacios y horarios.

Cómo instalar un timbre inalámbrico de radiofrecuencia:

 En realidad en muy sencillo. De hecho, es mucho más fácil que colocar un timbre convencional:

Para instalar el pulsador: Este dispositivo se coloca en el marco de la puerta o en las paredes aledañas, pero como ya dijimos con anterioridad, se pueden colocar en cualquier habitación donde lo necesites.

Se pueden fijar por medio de cintas adhesivas doble cara o por medio de tornillos si deseas una instalación algo más segura. En ambos casos, la mayoría de estos equipos incluyen todos los materiales necesarios para ello (cinta, anclajes de plástico, tornillos y hasta destornilladores) pero de seguro vas a requerir de taladro y brocas acorde con el tamaño de los tornillos.

Para instalar el receptor: Solo tienes que enchufarlos en una toma de corriente o colocarle baterías. Son totalmente portátiles ya que puedes cambiarlas de lugar cuando lo desees, siempre y cuando se mantengan dentro del alcance predeterminado por el cliente (de 100 a 300 metros en espacios abiertos o de 20 a 50 metros si hay paredes u obstáculos que dificultan la trasmisión de la señal).

Cómo se instala un timbre inalámbrico inteligente (videotimbre)

Al igual que con los timbres de radiofrecuencia, la colocación de estos tampoco presenta ninguna dificultad importante. Solo sigue los pasos a continuación:

Comprueba la funcionalidad del equipo

  1. Revisa la carga de la batería: Coloca pilas nuevas o cerciórate de hacer la primera carga completa en caso de que use batería recargable. Algunos equipos también pueden admitir conexión a redes eléctricas. Si quieres escoger esta última opción debes investigar el voltaje que requiere y si es compatible con los estándares de tu país o región.
  2. Baja e instala la aplicación requerida en tu Smartphone o dispositivo móvil.
  3. Chequea la conexión Wi-Fi: Verifica que tanto el timbre como tu Smartphone tengan conexión a internet para que puedan establecer contacto.
  4. Registra el equipo: Abre una cuenta en la página del fabricante o mediante la aplicación. Para completar el proceso se te solicitará el número serial del equipo o escanear un código QR. Luego, autoriza el acceso a tu ubicación geográfica. Algunas aplicaciones te solicitarán el lugar exacto donde vas a colocarlo (puerta delantera, trasera o interna; habitación, jardín, etc.).
  5. Configura el equipo: Elige los parámetros de funcionamiento (tono, calidad de vídeo, tipo de almacenamiento, horario y amplitud de la detección de movimiento, enlaces con asistentes virtuales, etc.) para que se ajuste lo más posible a tus necesidades.
  6. Realiza un test de funcionamiento: Coloca el timbre cerca del lugar donde quieres instalarlo de forma definitiva para verificar el ángulo de visión, la altura y el sonido.

Instala el equipo en la pared o puerta

  1. Haz las perforaciones necesarias: Ya sea que lo instales en el marco, la pared o como mirilla en la puerta debe hacer los agujeros pertinentes según el patrón determinado por el soporte o base, asegurándote de que todo esté bien nivelado. De ser necesario, coloca los anclajes de plástico y atornilla hasta lograr que quede firme.
  2. Conexión a timbres físicos: Si ya dispones de un timbre mecánico o digital convencional y quieres que la señal también lo active debes conectar los cables de alimentación del antiguo timbre según las instrucciones dadas por el fabricante. Investiga si el voltaje de ambos dispositivos es compatible. No todos los timbres inteligentes poseen esta opción.
  3. Instala el videotimbre: Coloca el timbre en su base o en la mirilla de la puerta y coloca los tornillos de seguridad a fin de evitar robos.
  4.  Vuelve a probar todo el sistema y revisa que todo funcione como lo deseas.

Como te habrás dado cuenta, aunque ambos procesos tienen ciertas diferencias, no son nada de complicado. Con los timbres de radiofrecuencia solo tienes que invertir entre 5 a 15 minutos para su colocación. Los videotimbres requieren un poco más de tiempo por la sincronización y configuración de ambos equipos, pero la fijación en sí misma tampoco superará los 20 minutos ¡Buena suerte!